Mi visión sobre cómo debería ser la formación.

He decidido que este sea mi primer articulo de opinión en el blog. Por varias razones, por que soy docente, y además por que soy padre de  hijos pequeños, y por tanto, me preocupa. Espero que os guste.

Vengo de una formación tradicional, pero en mi vida ha habido una serie de hitos que han hecho que mi formación marcara mi carrera personal y profesional. A pesar, de que por norma, siempre he sacado muy buenas notas, sinceramente, no sé prácticamente el nombre de ningún afluente, no recuerdo las fechas exactas de algunos hechos históricos relevantes, y no recuerdo muchos datos, que de verdad, me encantaría volver a recordar.

De mí pongo en especial valor la capacidad de observar y analizar lo que ocurre en mi entorno, que provienen creo de mis años de vergüenza casi enfermiza. De interiorizar a fuego cada palabra que leo de un libro, gracias a Don Alfredo, que me hizo comprender que leer bien no es solo pronunciar en alto con fluidez, es entender y sentir cada palabra. Mi capacidad de hablar en público y ser capaz expresar mis emociones, gracias a los grupos de trabajo de mi escuela. El ser crítico conmigo mismo y conocerme gracias a Don Manuel.

Yo, a día de hoy, lo veo todo muy claro y quiero compartir mi visión general sobre cómo debería ser la educación.

En el día a día nos enfrentamos a una serie de problemas a los que constantemente nos enfrentamos y que tenemos que ser capaces de resolver, con fuerza, con ilusión. Problemas vitales, o problemas laborales, como por ejemplo, saber resolver un proyecto, mejorar la eficiencia de un grupo de personas o rentabilizar mejor tu trabajo. Por tanto ¿qué debe conseguir una buena educación?.

Lo primero que necesitamos es tener una posición critica hacia todo, hacia nosotros mismos y hacia los demás. Por que si no sabemos reconocer los problemas, nos convertimos en maquinas, en seres inertes sin alma que simplemente viven para superar el día a día y sin ningún plan de futuro.

Una vez reconocemos los problemas, debemos tener conocimientos y capacidad de resolverlos. La investigación es vital, y saber discernir cuál es la información adecuada, hoy en día es un verdadero problema. No hay que contentarse con la inmediatez. Debemos recopilar toda la información que podamos sobre un tema concreto, estudiar y confrontar la información y una vez que hayas hecho ese trabajo formular tu propia respuesta.

La información es la herramienta necesaria para formular nuevas preguntas y generar respuestas innovadoras a los problemas que te surgen, y por tanto SER CREATIVO¡¡.

Lo último y otro aspecto importante. No tener miedo a fracasar. No existen verdades absolutas, nadie sabe todo. Tenemos que saber que estamos en una dirección adecuada cuando hacemos las cosas con criterio. Y en ese camino el error forma parte del aprendizaje. Tenemos que aprender de él e integrarlo junto a toda la información con la que barajamos ante futuros retos. No caer en la frustración y estar en constante estado de MOTIVACION¡¡.

En la educación actual (niños o mayores) estamos en un camino inadecuado siempre que:

  • No enseñemos a buscar la información por nosotros mismos y coartemos la capacidad de investigar , confrontar varias informaciones y de explorar cosas nuevas. La enseñanza clásica se limita a ofrecer la información… y no mucho más. Sin darle uso posterior y sin una posición critica ante la misma.
  • No seamos críticos con el entorno y la información que nos llega y frenemos la ansiedad de saber el por qué de las cosas.
  • Cuando fomentemos el entender que somos el centro del mundo, que poseemos la verdad absoluta. No hay que confundir el egocentrismo con la autoconfianza. Hay que cambiar tanta autoconfianza mal entendida por ideas como la aceptación critica del error y la motivación.
  • Cuando transmitimos que todo se soluciona con recetas, con formulas. Qué la solución de todo siempre se obtiene de forma rápida y sin trabajo.
  • Cuando no sepamos transmitir que el conocimiento es apasionante que es la única vía para combatir la frustración, que requiere trabajo y esfuerzo, pero que merece la pena.
  • Cuando demos a entender que el fracaso es inasumible. Pero igual de importante que el error sin esfuerzo es algo asumible.

Esta es mi visión personal de la educación. Seguro que cometo imprecisiones, que profundizo poco en algún tema en concreto, pero es algo que quiero hacer publico por si os puede servir a alguno.

Los padres tenemos la obligación de intentar suplir algunas de estas carencias educativas. Hay escuelas que siguen estas directrices formativas, muy pocas, pero, casi todas privadas y excesivamente caras. Quizás deberíamos hablar y concienciar más a la gente sobre estos temas y hablar menos de otros asuntos menos relevantes.

1 comentario en “Mi visión sobre cómo debería ser la formación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *